fondofridaLejos de los cuentos de hadas en los que princesas bellísimas esperan ser salvadas por su príncipe azul, dos editoriales argentinas buscan romper estereotipos y lanzaron la colección infantil “Antiprincesas”, que tiene como protagonistas a mujeres latinoamericanas y que eleva la figura de mujeres pensantes, transgresoras e independientes.

Dentro del mundo de la literatura infantil, resulta difícil encontrar publicaciones que cuenten a niños y niñas acerca de personajes reales de la historia. Más aún, abundan los relatos de mujeres que, gracias al beso de un príncipe o al rescate de su enamorado de los muros de un castillo, pudieron recuperar su libertad y ser felices. Sin embargo, el mundo no es así, por lo que la esta propuesta busca acercar a niños y niñas a las hazañas de grandes mujeres latinoamericas, creativas, luchadoras y revolucionarias, que marcaron la historia del continente y que lograron romper los moldes que la sociedad le ha impuesto al género.

150901191547_antiprincesas_frida_portada_624x624“Las niñas no deben aspirar a que un príncipe azul las bese para despertarse, ni que un caballero las salve para cambiar sus vidas miserables, ni mucho menos que un hombre sea el protagonista de sus vidas y la razón de su existir. Los niños tampoco deben aspirar a ser superhéroes, ni a ser proveedores únicos de seguridad y bienes, ni crearse la imagen de que las mujeres son seres frágiles, dependientes y que sólo buscan seguridad económica”.

150901191547_antiprincesas_frida_rivera_624x624La novedosa colección está a cargo de las ditoriales Sudesta y Chirimbote, y el primero de los libros está dedicado a la historia, obra y vida de la artista mexicana Frida Khalo, mientras que su sucesor destaca la vida de la multifacética artista chilena y luchadora social, Violeta Parra. Ambos libros son narrados por la periodista Nadia Fink, e ilustrados por Pitu Álvarez, y proponen un recorrido de lectura intervenido por palabras, ilustraciones, recuadros y llamativas imágenes que permiten a los niños seguir el hilo de la historia sin distraerse, logrando así su completa atención.

violeta_parra

Otro tema que para la autora es fundamental de trasmitir es la relación a los parámetros de belleza que tiene la sociedad, ya que considera que “son muy crueles, porque están asociados a una perfección de Barbie que está alejado de lo humano. Y si bien no vamos a cambiar años de estereotipos con un libro, sí creemos que depositar la belleza en características más humanas e importantes como la creatividad, el arte, la alegría y la libertad son pasos para romper esas estructuras tan dañinas, sobre todo para las niñas”, y agrega que “nuestro granito de arena es aportar a que las niñas puedan crecer con estos otros reflejos de mujeres creativas, que intentan superarse, solas o con sus hijos, que salen a trabajar pero siguen siendo quienes más se hacen cargo de sus hogares de sus niños y niñas, pero que siempre están en movimiento para que las cosas no queden como están”.

150901191636_antiprincesas_violeta_624x624

A diferencia del individualismo de las princesas de los cuentos tradicionales, estas heroínas tienen un deseo “mucho más colectivo, de hacer con otros y otras, en contextos de revolución, de resistencia, de trascendencia cultural”, dice la autora. Por eso también, frente a los personajes de ficción de los cuentos de hadas, las antiprincesas son mujeres de carne y hueso inteligentes, que se atreven a romper los moldes de su época y decididas “a hacer lo que querían hacer, sin quedarse en los lugares que estaban destinados para ellas o que se les imponía”, agregó.